Mejorando la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

Ocio para personas con discapacidad intelectual

Ocio para personas con discapacidad intelectual, es la oportunidad perfecta para escapar de la rutina, pasar tiempo con los amigos y dedicarnos a estrechar lazos, relajarnos, conocer lugares, fomentar aficiones…

En Fundación Reto realizamos acompañamientos en periodos vacacionales específicos como Navidad, Semana Santa y Verano con duraciones de entre 4 y 30 días (con turnos de 7 días cada uno).

Para la organización de las actividades vacacionales nos juntamos previamente con las personas participantes: una merienda en la que un grupo de amigos se reúne y planifica sus vacaciones.

Puede ocurrir que entre las personas participantes haya quienes asistan por primera vez. Entonces la oportunidad es perfecta para realizar un acercamiento y conocer a las personas con las que se va a compartir unos días fuera de la rutina. Este encuentro es fundamental, ya que es allí donde empiezan las propuestas, donde se planifican las actividades y donde se genera el acuerdo común por el que comienza una grata experiencia.

Creemos que las experiencias vacacionales tienen que ser satisfactorias y de ellas debe quedar el buen recuerdo de haber pasado unos días entre amigos.

Desarrollamos también un ocio para fines de semana y puentes, ocasiones perfectas para volver a ver a nuestros amigos y desarrollar las actividades que nos gustan. Las propuestas de fin de semana y puentes tienen una duración de entre 2 y 3 días.

Las salidas son para retomar el contacto con la naturaleza, las cosas sencillas y ofrecer a nuestros usuarios de ocio la posibilidad de descansar de los entornos urbanos en los que se ubican sus centros laborales y residenciales. Otras veces estos acompañamientos se producen en la ciudad, donde desarrollamos actividades en grupo y supone la posibilidad de pasar el fin de semana fuera de casa, alejados de la rutina. Apetecible, verdad?

Desde la Fundación Reto intentamos dinamizar y diversificar los espacios de encuentro con las personas que consideramos nuestros amigos, siempre separando el tiempo libre y de ocio del tiempo laboral y del familiar.